Cuanto más medito en mi progreso como emprendedor, más consciente soy de cómo apalancarme en la zona de confort a reducido abruptamente a lo largo de mi vida oportunidades ya no solo financieras, sino de poder hacerme más fuerte de carácter.

 

¿Te adaptas rápido a la adversidad?, ¿la persigues o rehuyes? ¿Te sientes víctimas, que el mundo es injusto, y vuelves constantemente a tu zona de confort?

Y es que nuestra mente es puñetera a la vez que asombrosa, ¿verdad? Solo hay que ver los escáneres de la corteza cerebral, o las simulaciones por ordenador de las redes neuronales del cerebro humano, para deducir que las sinapsis entre neuronas a escala puede predecir el potencial que tenemos para ser dueños de nuestras vidas o títeres del miedo y “las circunstancias”.

Cada una de los cien mil millones de neuronas que tenemos tiene un promedio de 7,000 conexiones sinápticas con otras neuronas. Haz cuentas…

La vida es un misterio estremecedor.

En occidente por norma llevamos de cu^* la incertidumbre. Erigimos culturas, valores, entornos para vivir, filosofías de vida, “Estados de Bienestar”… todo para autosugestionarnos como sociedad la creencia supersticiosa de que la gestionamos y tenemos bajo control. Y es natural. Todos tenemos la necesidad humana de desarrollar una percepción de la vida más llevadera y confiable.

Pero la cosa es una espada de doble filo. En un momento como el de hoy día, la tecnología domina nuestras vidas, y los sistemas de referencia económica, social y moral de la sociedad se diluyen en medio del ruido de un mundo ya sin unos estándares referenciales específicos por igual para todos.

Siglo XXI, WELCOME!!

 

Michael Crichton - Adversidad, una Mirada del SerEse nuevo escenario hace que el alma humana se encuentre ante su verdadero contexto de libertad: lo incierto. Desnudo con todo su potencial, con todas sus sombras. Todo al mismo tiempo.

Recuerdo hace años leí las memorias de Michael Crichton, Michael Crichton. Memorias y Experiencias. Licenciado en Medicina, escritor y cineasta estadounidense (¿Jurassic Park te suena?).

Las aventuras y desventuras de sus crónicas enganchavan, y demuestra cómo por inercia buscaba con hambre la incertidumbre en su vida.

Da igual que fuera un americano de clase media-alta de Chicago con buena formación universitaria. Da igual que viniera de una familia pudiente. Da igual que lograse ser un reputado escritor en la industria de Hollywood.

Su subconsciente tenía sus propias aguas movedizas para seguir replanteándose su zona de confort.

Las personas que viven en la escasez, tienden a minusvalorar la vida con riesgos que adoptan los ricos, afirman que propician ese estilo de vida porque “tienen la seguridad económica”. Lo he escuchado tantas veces… Todo un clásico.

Pero cada vez estoy más seguro que los ricos por mérito, hechos así mismos con el paso del tiempo, lo son porque su nivel de consciencia es más elevado al promedio. Por haberse expuesto a la adversidad de manera libre y reiterada a lo largo de sus viajes personales antes de lograr resultados.

Cuando lo leí en su momento, hay un episodio clave en la vida Michael Crichton, que ha vuelto ahora a resonar en mi a mis 35 años, a causa de experiencias propias en los últimos años.

El Patrón Invisible para el Cambio

 

En los ochenta, conoció a un eminente médico de Los Ángeles, Brugh Joy. Un hombre formado con rigor en medicina y que, a través de una intensa meditación, se había alejado progresivamente de la ciencia, para profundizar en los campos del desarrollo personal y la curación psíquica.

Fue a una charla suya, donde había psicólogos y psiquiatras, para presentar el retiro de dos semananas que organizaba en el desierto de California. Y citó la condiciones previas que regirían la estancia de eso días:

  • No se harían llamada telefónicas (aislamiento social)
  • No abandonarían el recinto (aislamiento ambiental); si necesitasen algo, un miembro de la asociación iría a la ciudad para buscárselo
  • No habría sexo ni drogas (exclusión de estímulos que perturbasen la progresión del cambio de conciencia)
  • Se convocarían sesiones de grupo diarias, pero poco importaba que acudieran o no; en ambos casos recibirían sus beneficios
  • Se podría dormir en las propias habitaciones o en el desierto. A su gusto.

La charla llevaba implícita la idea de que pronto derivarían todos los participantes hacia diferentes estados de conciencia.

Intrigante, ¿verdad?…

Michael Crichton - Adversidad, una Mirada del SerNo voy a entrar en detalle de las interesantes actividades diarias a las que se expuso Michael Chrichton y el resto de los huéspedes, para eso tendrás que leer el libro, pero sí hacer mención al patrón clave que dirigía por completo la dinámica del retiro. Cito textualmente:

“Brugh orquestraba hábilmente sus actividades para que, de un modo apenas perceptible, se estableciera un constante desequilibrio. No sabías a qué atenerte. No sabías qué sucedería el minuto siguiente.”

Por la mañana y después de cenar, ponía música a todo volumen, a través de unos potentes altavoces, para todos los gustos: clásica, electrónica y popular. Nunca sabían lo que iban a escuchar.

Otro ejemplo era que al momento que te habituabas a una dieta de comida, te la cambiaban. Y así con el resto de actividades cada semana.

Contrastes permanentes de experiencias, ni demasiado rápidas para bloquear a la gente, ni demasiado lentas para no provocar la acomodación subconsciente.

Vuelvo a citar textualmente:

“Pasarían muchos años antes de que volviese la mirada atrás y viera que, en los ocho meses subsiguientes a mi retorno del desierto, había cambiado de relaciones, de residencia, de lugar de trabajo, de dieta alimentaria, de hábitos, intereses, ejercicio físico, de metas personales y, en resumidas cuentas, de todo cuanto había en mi vida susceptible de modificarse. Tan arrasadores fueron aquellos cambios, que no tomé conciencia de ellos mientras estuve inmerso.”

Esos constantes cambios de conciencia que inducía el médico era una manera de entrenamiento emocional de alta intensidad para el subconsciente de los participantes.

El Rol de las Experiencias

 

Adaptarte rápido al cambio, a los imprevistos, a la adversidad es el modo más efectivo que tiene nuestra conciencia de fortalecerse frente a los desafío de la vida.

Comprende el funcionamiento de tu subconsciente saliendo de tu zona de confort una y otra vez, y te volverás cada vez más versátil ante lo desconocido

A mayor información de contraste de experiencias, mayor gestión de las emociones propias y autoconocimiento.

Salvando las diferencias, ¿crees que los emprendedores a lo largo de sus vidas tienen un entrenamiento emocional semejante al que se expuso Michael Crichton?

La carrera del emprendedor es en gran medida mental, y la comprensión profunda de tu subconsiciente, con experiencias diversas y contrapuestas a lo largo del tiempo, te ayuda a:

  • Ir solventando con la vida las emociones destructivas
  • A superar el victimismo (por sentido de vulnerabilidad)
  • Fortalece tu voluntad y autoestima
  • A reponerte cada vez más rápido de las frustraciones y golpes de la vida

 

Así que NO DEMORES más el sopesar los supuestos riesgo o lo que crees que puedes perder o no en la vida: ACTÚA AHORA.

Si te ha gustado mi artículo, no te cortes, déjame un comentario abajo y compártelo en tus redes sociales. 😉

© Copyright 2016 Galaad López | Finanzas con ALMA **El conocimiento es universal, hazlo tuyo a tu gusto. Pero si quieres publicar mi artículo integral puedes citar mi nombre con un link activo hacia mi web y una información semejante a: “Galaad López es coach financiero y te ayuda a diseñar el sueño de tu propia libertad financiera. Visita ahora www.galaadlopez.com para más información”.
Galaad López

Galaad López

Coach financiero, emprendedor espiritual, filósofo digital

Focalizando mi energía en ser el impulsor de tu vida ideal desde las finanzas con alma; aprendiendo y disfrutando cada día con la educación financiera y como emprendedor incombustible. Tengo amplia experiencia en negocios de venta retail y formación en digital business.

Artículos relacionados

Pin It on Pinterest

Shares
Share This